¿Te gustan los ambientes en los puedes sentir la naturaleza? Entonces sigue leyendo, porque en este artículo te hablamos sobre la decoración con plantas.

Hace poco te enseñamos el proyecto de equipamiento de mobiliario y decoración de residencias de personas mayores que realizamos en Madrid. Y en el mismo espacio, nuestro equipo de decoradores se encargó de seleccionar y disponer diferentes tipos de plantas; cada una de ellas adaptada al exterior o interior del edificio y a las condiciones de mantenimiento requeridas.

Qué se debe tener en
cuenta para decorar con plantas

 

Para decorar con plantas con plantas es importante estudiar con detalle en qué lugar disponer cada variedad de planta.

Escoger las plantas para decorar espacios de una forma estratégica, teniendo en cuenta qué tipo de mantenimiento y luz necesitan, es clave. Además hay que elegir las plantas y sus respectivas macetas en concordancia con los demás elementos de mobiliario, objetos decorativos, colores… Aunando todo ello conseguimos crear ambientes vivaces, llenos de naturalidad y colorido, una buena forma de mantenerse en contacto con la naturaleza.

Algunas requieren una mayor cantidad de luz que otras, una temperatura más o menos cálida, o dada su estructura encajarán mejor en una zona u otra, entre otros muchos aspectos que se deben tomar en consideración. Esto hace que elegir y distribuir las plantas por el espacio se convierta en una tarea que requiere gran dedicación.

A cada zona, el tipo de planta más adecuado

 

Para el éxito del proyecto es importante incluir en cada zona, el tipo de planta más adecuado.

Nuestro equipo, lo primero que hizo fue determinar el tipo de plantas que se iban a incluir y en qué zonas de la residencia. Te damos más detalles, comenzando por la zona de la entrada, donde ubicamos seis Bog en macetas blancas y cuadradas.

Para el hall escogimos la planta Kentia en maceta redonda en color blanco, perfecta para completar la esquina y con la ventaja de disponer de sistema auto regable. Un poco más adelante en la recepción, dispusimos la planta Schefflera Gold Capella, muy decorativa y de crecimiento rápido, que además requiere pocos cuidados, junto con un Ficus Pumila Sunny en maceta cuadrada autoreglable y con ruedas, para que en caso de tener que desplazarla, hacerlo con toda comodidad.

En el salón exterior decoramos con una combinación de las plantas Evonimo Japonica Pulchellus verde y un Acebo Argentea, ambos en jardineras rectangulares blancas, alcanzando una altura aproximada de 80 cm. Para los despachos elegimos una planta muy elegante como la Dracena Deremensis de 60 cm de altura. En salones, para sus zonas comunes unas plantas muy llamativas combinando sus dos colores con Ficus Robusta de 3 cañas, y Ficus Tineke blanco y para sus zonas preferentes elegimos una planta con bastante cuerpo como la Dracena Massageana de 120 cm de altura, todas ellas en macetas blancas, auto regables y con ruedas.

Para los ventanales del salón, incluimos diez composiciones de tres especies de plantas diferentes en jardineras rectangulares blancas auto regables y con ruedas; siempre buscando un fácil mantenimiento y traslado. En el caso de las zonas de recepción del piso segundo, tercero y cuarto de la residencia, nos pareció óptimo decorar con Ficus Trenzado de 140cm de altura, también en macetas blancas y auto regables, para aportar altura, color y completar el espacio.

Por último, las jardineras de las terrazas exteriores cuentan con diez composiciones de dos plantas tales como Durillo con Phitonia en jardineras rectangulares de acabado antracita, alcanzando una altura aproximada de 90cm.  

¿Qué te ha parecido nuestra decoración con plantas para esta residencia de personas mayores?